En este jardín la premisa fundamental era conservar las especies arbóreas primitivas, por lo que se generó un intrincado diseño de sendas. Jardín cerrado con dos accesos y dividido en siete zonas de uso. La “idea fuerza” fue crear un símbolo de paraíso terrenal, centro de estancias del espíritu. A tal fin la traza de una pareja cuyos cuerpos están cubiertos por un mágico manto-jardín de donde emergen las cabezas fundidas en un eterno beso, evocaría la idea recogida en el Cantar de los Cantares: fuente sellada.

Las zonas -Juegos de niños: Zonas de césped, arbolado y una central que además del césped y arbolado, contiene un elemento ornamental construido con flores de temporada. Glorieta Jaula de pájaros: Reserva ornitológica. Cuerpo Central: Jardín de estancia, meditación y contemplación o Jardín de las siete fuentes que contienen textos de insignes poetas. Juegos de adultos. Merendero. Paseo Interior.